Líneas de intervención

El Consejo Interhospitalario de Cooperación asume que la persona, en su individualidad y colectividad, es el centro del desarrollo y apuesta por un enfoque de trabajo donde se priorice la promoción de los derechos humanos y el fortalecimiento de las capacidades de las personas. Dada su especialización sectorial y la agenda internacional de desarrollo, la organización trabaja por la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y, concretamente, por reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y combatir el VIH, paludismo y otras enfermedades. Creemos firmemente que la salud es un derecho indispensable para ejercer otros derechos humanos y para conseguir el desarrollo sostenible de un país y la mejora de la calidad de vida de su población. El derecho a la salud significa que los gobiernos deben crear las condiciones que permitan a todas las personas vivir lo más saludablemente posible.


En este reto, nuestro deber se focaliza en el fortalecimiento de los sistemas públicos de salud de los países más empobrecidos, impulsando la participación de sus sociedades, quienes asumen un rol protagónico en la toma de decisiones y la gestión de sus recursos, definiendo así su presente y futuro y siendo dueñas de su desarrollo. La participación no sólo garantiza una mayor sostenibilidad, sino que empodera y mejora capacidades para defender sus intereses. Nuestra visión de desarrollo sanitario implica que las poblaciones tomen consciencia de sus problemas y necesidades y luchen por sus derechos en un marco de justicia social. Son corresponsables de las decisiones sobre su propio desarrollo. Por otro lado, las sociedades de los países desarrollados tienen el deber moral de luchar contra las desigualdades y conseguir el acceso universal al sistema público sanitario, movilizándose y exigiendo a sus poderes públicos correspondientes el cumplimiento de los acuerdos asumidos en materia de salud.

Sabemos que generic viagra un débil funcionamiento de los sistemas sanitarios públicos, el buy viagra estado de sus infraestructuras o su difícil acceso por parte de toda la sociedad, entre otros, se debe a un contexto económico, político social y cultural. Además, el acceso debe lograrse en términos de equidad, dado el contexto de desigualdad entre hombres y mujeres. Consideramos que la desigualdad de género es uno de los principales obstáculos que frenan el acceso de la mujer a la salud.

Transformar esta situación implica una conjunción de sinergias, complementariedades y esfuerzos. Por ello, consideramos esencial la colaboración entre diferentes agentes de
desarrollo desde su responsabilidad, independencia, autonomía y vocación de diálogo. Este compromiso ejemplifica una expresión de implicación y solidaridad entre nosotros y hacia los otros y un camino hacia la consecución de un mundo más justo y equitativo donde los derechos humanos se ejerzan con libertad. Creemos firmemente que la sociedad es capaz deluchar contra las diferencias existentes entre países.

En la lucha contra la pobreza viagra for sale y la mejora del estado de salud de las poblaciones más desfavorecidas, el CIC asume la eficacia, eficiencia, transparencia y rendición de cuentas para la mejora de los resultados de sus acciones y establece las siguientes líneas de intervención y acción:

  • Fortalecimiento de la gestión y la atención de los sistemas públicos de salud para contribuir a garantizar el acceso universal a los servicios de salud.
  1. Optimizar los sistemas de gestión de salud de Mozambique.
  2. Reforzar y ampliar los servicios básicos de salud de atención primaria hacia las poblaciones más desfavorecidas en el área rural.
  3. Impulsar la construcción comunitaria de la salud con enfoque de género e interculturalidad.
  4. Facilitar la atención directa hospitalaria.
  • · Formación de recursos humanos en el ámbito sanitario para fortalecer las capacidades como motor de desarrollo y el buen funcionamiento de los sistemas de salud.
  1.  Impulsar la mejora de los recursos humanos en el sistema de salud de Mozambique en el área urbana, periurbana y rural.
  2. Consolidar puntos focales de formación liderados por el Ministerio de Salud de Mozambique.
  • · Mejora de infraestructuras y equipamiento para superar las deficiencias físicas e higiénicas de las unidades sanitarias que impiden un acceso a la salud en condiciones adecuadas, principalmente en áreas rurales aisladas.
  1. Construcción, rehabilitación y adecuación de los centros de salud para que sean capaces de prestar atención básica.
  2. Proveer de equipamiento a los centros de salud rurales de la capacidad básica de seguimiento y tratamiento.
  3. Apoyar el acceso al agua potable, la energía y el saneamiento en las unidades sanitarias rurales.
  • · Sensibilización y Educación para el Desarrollo para generar una sociedad informada y crítica que exija el cumplimiento del Derecho Humano a la Salud.
  1. Vigilancia de políticas, prácticas y compromisos del estado español en materia de salud, así como de los estados de las áreas de intervención.
  2. Fortalecimiento de la sociedad civil en su compromiso hacia la consecución del Derecho Humano a la Salud.
  3. Impulsar el voluntariado como proceso educativo.

Además el CIC apuesta por la comunicación, la transparencia y la rendición de cuentas, así como por una gestión con calidad.