Misión, Visión y Valores

MISIÓN

“Reducir los déficits generic viagra sanitarios de las poblaciones más empobrecidas en países en vías de desarrollo mediante el apoyo a los sistemas y políticas públicas de salud, la orientación y capacitación profesional especializada, y la atención directa hospitalaria”.

VISIÓN

“La Visión del CIC es un viagra for sale mundo donde buy viagra se haya erradicado la pobreza y todas las personas tengan garantizados los derechos humanos fundamentales, entre ellos, el derecho a la salud. El derecho a disfrutar en igualdad de oportunidades del nivel más alto posible sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social está interrelacionado con los demás derechos y es condición indispensable para una vida digna. Deseamos una sociedad global crítica, justa y comprometida con la promoción y protección de la salud. En este escenario y desde su independencia, profesionalidad y compromiso, el CIC quiere ser un referente transformador enfocado al fortalecimiento de las capacidades y la generación de oportunidades de las personas”.

VALORES

Solidaridad: Manifestamos una voluntad de colaborar con un desarrollo sostenible y equitativo ante la demanda de instituciones y organizaciones locales. Defendemos los derechos de los colectivos más vulnerables, haciendo frente a las injusticias sociales que atentan contra la dignidad humana.
Justicia: Defendemos la no discriminación y la igualdad de oportunidades y derechos para todos los seres humanos conforme a la carta de Naciones Unidas. En este sentido, trabajamos por reducir la pobreza frenando las inequidades que pueden ser evitadas, y desarrollando el potencial de quienes más lo necesitan.
Sostenibilidad: Incorporamos la sostenibilidad de beneficios derivados de nuestro trabajo como base fundamental de las intervenciones. Queremos que los impactos positivos de los proyectos de desarrollo perduren más allá de su finalización.
Independencia: Mantenemos firmemente una independencia con respecto a poderes públicos, políticos, económicos, religiosos y sociales y, al mismo tiempo, un afán de complementariedad con otros agentes de desarrollo desde este enfoque. De esta forma, desarrollamos libremente nuestro trabajo eliminando cualquier dependencia de intereses particulares.
Participación: Asumimos la participación como un valor legitimador de procesos, garantizador de sostenibilidad y reconocedor de los sujetos de derechos. La organización se abre a la participación de la sociedad, tanto en España como en los países en vías de desarrollo donde ejecuta sus intervenciones.
Partenariado: Estrechamos lazos con organizaciones de la sociedad civil e institucionalidad pública que comparten nuestra visión estratégica de desarrollo estableciendo relaciones horizontales de respeto, diálogo y solidaridad a largo plazo. Este encuentro de fuerzas y sinergias es clave en la transformación de la realidad sobre la que intervenimos.
Voluntariedad: Como ONGD queremos impulsar la acción ciudadana solidaria, y como CIC lo queremos hacer en el campo sanitario. El voluntariado que nos identifica es una manifestación de solidaridad de personas que, conscientes de su responsabilidad como ciudadanas, deciden desarrollar una labor social hacia la consecución de un mundo más justo y equitativo.
Aprendizaje: Concedemos una importancia central al aprendizaje a partir de la experiencia como parte de nuestra política de cooperación y paso esencial para la práctica transformadora. Consideramos el intercambio de experiencias en el ámbito sanitario como una metodología clave en los procesos formativos.
Transparencia y rendición de cuentas: Asumimos la responsabilidad por lo que hacemos y nos comprometemos con la práctica cotidiana de comunicar y visibilizar el resultado de nuestras acciones con quienes nos apoyan, con la población beneficiaria y con la sociedad en general. Además, otorgamos otro valor añadido a la transparencia: implica apropiación, participación y generación de compromiso.